Iluminar la habitación de tus pequeños es una tarea emocionante.

Para tus niños no hay nada más ilusionante que tener su propio espacio personal, en el que jugar, estudiar y descansar.

Para vosotros emprender una familia, decorar la casa y las habitaciones siempre va a ser fuente de recuerdos, anécdotas y, porqué no, risas seguro. Y siendo la habitación algo tan permanente, que queremos que quede bien para un tiempo largo, es mejor asegurarse de la decoración que queremos meter, así como de las lámparas.

Pero…¿No tenéis ideas y queréis saber que es lo que más se lleva en materia de iluminación?

No os preocupéis…¡ que nosotros os dejamos unas cuántas!

Lámparas de techo para dormitorio infantil

Lámparas colgantes

Las lámparas colgantes son un clásico atemporal y un recurso muy socorrido en lo que a decoración se refiere. Son estéticas y funcionales, iluminan y son agradables a la vista. Decoran, con muy poco.

Cada vez son más padres los que apuestan por luminarias más permanentes, en contraposición a las clásicas lámparas más infantiles, que durarán solo hasta que vuestros hijos tengan conciencia y empiecen a protestar porque tienen su propio gusto.

La lámpara Lui, de la casa Slamp, es perfecta porque podemos meterla en cualquiera de los dos grupos anteriores. No es una luminaria del todo infantil, pero el motivo del pájaro que adorna la lámpara le da un toque precioso y estético para la habitación de un niño o de una niña.

Además, vale perfectamente para habitación adolescente y es tan bonita…¡que nadie te va a decir lo contrario!

La lámpara Plumcake es vistosa y viene en unos tonos pastel tan preciosos, que resultaría ideal en cualquier dormitorio infantil.

Esta luminaria funciona con bombilla, y puesto que su efecto es más bien focalizado, siempre puedes acompañarla con algún aplique a juego, o un flexo a edades más avanzadas, para aportar más luminosidad a la estancia.

Si quieres decantarte por algo más tradicional, la bola abierta es tu opción. Disponible en tono granate y azul, esta lámpara se ilumina con una bombilla, en la potencia y color LED que elijas.

Nosotros te recomendamos que optes por una bombilla de 18 o 20W (salvo que el espacio a iluminar sea chiquitito), ya que el cristal siempre se come un poquito la luz.

No te convence ninguna de nuestras propuestas…¡Será por ideas! Echa un ojo a nuestra sección, lámparas colgantes y elije cualquiera de las mismas.

Plafones

Lo que convierte al plafón en un aliado perfecto en todos los hogares es su versatilidad. La mayor parte de modelos pega con todo, expanden la luz de forma homogénea por la habitación y son sencillos de limpiar.

Lo que seguramente va a encantar a tus pequeños, es que la mayor parte de modelos vienen con LED RGB (Varios colores) y algunos incluso con música. Tenlo en cuenta a la hora de elegir, aunque es algo opcional que no tienes que usar si o si, y tampoco encarece el producto.

¿Queréis ver algún modelo y que os orientemos?

¡Seguid leyendo!

Nuestro plafón por excelencia es el Kategat, ¡no hay semana que no se venda uno!.

Disponible en varios tamaños y potencias, cuenta con una Tira RGB en la parte posterior, que crea una luz indirecta muy chula.

Además, cuenta con bluetooth y mando a distancia para regular el tono y la intensidad. Os aseguro que tanto niños como adolescentes lo adoran.

El modelo Eos también es muy bonito. Es más infantil, puesto que tiene la forma de una nube, y ¡además también tiene música!. Este diseño además, puedes usarlo como aplique, que como puedes ver en la foto, queda muy estético.

Ten en cuenta que este plafón no viene con el LED integrado. Funciona con cuatro bombillas de casquillo ancho en la potencia LED que elijas.

En cuanto al tono..una bombilla de 2700K o 4200K es lo más idóneo para una estancia de descanso.

El plafón Reef gusta mucho a las chicas. Tiene una luz brillante muy decorativa y también funciona con mando a distancia, por lo que puedes regular la intensidad, según las necesidades del momento del día.

El brillo le da un toque más estético, y no tan minimalista como otros diseños.

Aquí puedes encontrar más modelos 🙂

Lámparas de mesa para dormitorio infantil

Las lámparas de mesita siempre proporcionan una iluminación complementaria interesante. Ya no hablamos de decoración, sino de puntos de luz estratégicos que puedes repartir en la habitación.

Si quieres un punto de lectura para tus hijos, olvida las tradicionales luminarias con pantalla, porque absorben mucho la luz y no son aconsejables para estudio o para pasar largas horas ojeando un libro.

La sobremesa cala es interesante. Es recogida y estética y nos permite crear un cómodo rincón de lectura al lado de la mesita de noche. Proporciona una luz cálida muy buena para leer y la potencia es suficiente para no dañar la vista.

Además, al venir en muchos colores, puedes acoplarla al color del mobiliario, o las paredes, que siempre es un buen punto a su favor.

La lámpara Gemmy es una preciosidad, una explosión de colores que acompañará o romperá con la tonalidad de tu habitación y hará de la estancia un lugar único.

Su diseño es exclusivo y no están nada vistas, por lo que dará un toque de originalidad a la habitación que tienes que considerar a la hora de decidirte.

Además, es totalmente atemporal, no es infantil, ni adulto, vale para cualquier tipo de estancia y sus tonos son especialmente bonitos.

Las luminarias de la casa Kelectron son ideales para los más peques de la casa. Están fabricadas en plástico (¡No se rompen!) y son muy originales y bonitas.

No solo servirán para iluminar la habitación, sino que además, estimularán la imaginación de tus niños, con sus formas divertidas y amigables, iluminando sus mesitas con brillo y alegría.

Estos modelos funcionan con una bombilla de LED en el tono y la potencia que elijas. Recuerda que la iluminación, siempre va a ser de apoyo.